Páginas vistas en total

jueves, 25 de agosto de 2011

Rebobinando la memoria

Y dijo: Buenas tardes, tío. ¡Cuánto tiempo!

Pues sí, hacía varios meses que no me pasaba por el barrio. He estado muy liado. Vamos, como siempre en los últimos tiempos.

Bueno, ¿y qué es de tu vida?

Pues pocas novedades hay, la verdad. Sigo estudiando la oposición... Espera que apago esto...Oye, ahora que  caigo, que siempre que te veo se me olvida preguntarte, tú no tendrás todavía unas cintas que te dejé hace ya algunos años ¿verdad?

Joé, pues no sé, hace mucho que no miro en el cajón de las cintas. Ya sabes ahora con los mp3...

Ya, no, si no es por nada en concreto. No me hacen falta; además creo que las conseguí todas en cd. Es que no sé por qué me he acordado. Pero es verdad, no hace tanto tiempo que todos las utilizábamos y, ahora, han desaparecido casi por completo.

Sí, la verdad es que ha sido un cambio brutal. Pero, bueno, eso de que no ha pasado tanto tiempo...

No es tanto, yo en la Facultad todavía intercambiaba cintas con varios compañeros, sobre todo con uno. Menudo vicio, todavía estoy desenganchándome, jejeje. Y de eso hará poco más de 10 años.

Cierto, yo también las usaba entonces. Parece que fue hace tantos años...

Qué cosas hacíamos. Comprábamos cintas de 90 porque así podíamos grabar un disco en cada cara. Algunos dibujábamos los logotipos de los grupos en el lomo de las cintas. Un buen amigo incluso recortaba las carátulas de los catálogos de las tiendas de discos.

¿Y te acuerdas cómo las rebobinábamos?

Jajaja, con un bolígrafo. Y te tirabas un buen rato. No era cuestión de un minuto precisamente.

Y la razón era porque no teníamos dinero para poder comprar pilas para el walkman. Si rebobinabas las cintas las pilas no te duraban nada. Ahora ya casi ni usan pilas. Todos los aparatos funcionan con baterías recargables.

¿Y qué me dices del sonido? Como muchas veces eran copia de copia...

Sí, y de copia de copia de copia de copia... jajaja

Ya ves. Se oían fatal. Pero ¿y lo contento que te ponías cuando conseguías un disco que llevabas tiempo buscando?

Es que como no había dinero para comprar todo lo que te gustaba, te podías pasar años hasta que dabas con alguien que te lo pudiera dejar.

Ya, pero ¿y las buenas relaciones que surgían por los intercambios de material? Algunos de los que hoy son mis mejores amigos los conocí buscando gente que tuviera discos me interesaban.

Yo no he llegado a tanto, pero sí es cierto que era distinto. Ahora Internet todo es más fácil.

Sí, pero se ha perdido la gracia. Yo guardo muy buenos recuerdos de aquella época.

Yo también... y ahora que lo pienso. Si tengo un buen amigo con el que intercambiaba cintas. Y además le conoces.

Ah ¿quién?

Pues tú, claro, jajaja

Jajaja

1 comentario: